Guía de MIDI Básico

por Luis Rozalén

Si ya has comenzado a hacer música electrónica te habrás encontrado con el acrónimo MIDI más de una vez, independientemente de si trabajas con software o hardware. Este estándar lleva en vigor desde mediados de los años 80 del siglo pasado y sigue prácticamente inalterable, lo que da una idea de su validez y su resistencia al paso del tiempo. Las siglas MIDI responden a Musical Instrument Digital Interface.

El protocolo MIDI sirve básicamente para comunicar entre sí dispositivos de diferentes tipos y marcas a distintos niveles. Puede mandar información de nota y duración, información de sincronía, información de cambio de programa, información de controladores remotos además de acciones de envío y recepción de datos en lo que se denomina Sistema Exclusivo o Sysex.

Una de las utilidades primigenias de este sistema fue la capacidad de controlar diferentes dispositivos como sintetizadores, cajas de ritmo o unidades de efectos desde un mismo teclado o secuenciador, un teclista de una banda podría tocar varios sintetizadores desde un mismo teclado maestro incluso cambiar los programas de distintos sintetizadores desde un mismo aparato o actuar sobre diferentes parámetros de los mismos desde éste…

En un principio, los primeros sintetizadores estaban dotados de un MIDI muy básico, que apenas les permitía recibir información de nota y poco más, conforme fueron evolucionando pudieron recibir más parámetros de control, como velocidad de pulsación o cambio de programa, para pasar ya en los 90 a un control remoto prácticamente total sobre la mayoría de los parámetros de un aparato del tipo que fuera.

Antes de meternos en profundidad con el tema tenemos que tener clarísimo un concepto que suele llevar a confusión, el MIDI NO SUENA, tan solo envía a datos y le dice a los distintos tipos de aparatos lo que tienen que hacer y cuándo han de hacerlo.

La información MIDI se transmite hoy día de dos maneras principales:

  • Vía USB
  • Vía Conexión tradicional con cable DIN

En el caso del minibrute vemos que dispone de ambos tipos de puertos.

En un aparato sin USB nos encontraremos con este tipo de conectores.

En el primero de los casos, si el aparato dispone de USB aúna en un mismo conector o Puerto la entrada y salida de datos, con cada nuevo dispositivo con esta capacidad que conectemos a nuestro sistema se creará un nuevo puerto de entrada y salida.

Cada puerto MIDI tiene capacidad de enviar y recibir información por 16 canales distintos, es decir con cada puerto MIDI podemos controlar remotamente hasta 16 dispositivos diferentes ( mono tímbricos ) o un dispositivo capaz de recibir información en los 16 canales simultáneamente ( Multitímbrico ).

En el segundo de los casos, nos podemos encontrar con diferentes conexiones para cada función, el estándar se basa en tres tipos de conexión:

  • MIDI in: recibe datos
  • MIDI out: envía datos
  • MIDI thru: replica la información recibida por el puero IN para conectar en serie hasta 4 dispositivos. Hay aparatos que están dotados de los tres conectores, aparatos que tan sólo tienen in y Thru, aparatos con un solo conector IN, aparatos con un solo conector OUT… Dependiendo de su funcionalidad principal, por ejemplo, un teclado maestro tan solo debe disponer de uno o varios puertos OUT, ya que su función es controlar dispositivos externos. Un módulo de sonido externo, destinado a ser controlado desde uno de estos teclados deberá tener como mínimo un puerto IN para recibir instrucciones del maestro, casi siempre incluyen también un conector OUT básicamente para realizar volcados de datos y un conector THRU para conectar sucesivos aparatos en serie.La información MIDI se transmite en distintos canales de envío y recepción que van desde el 1 al 16. Dos aparatos conectados en el mismo canal podrán establecer comunicación entre sí, más de dos aparatos en el mismo canal recibirán las mismas instrucciones ( esto es muy útil por ejemplo para crear sonidos complejos compuestos de varios instrumentos diferentes, dos sintes reproducirán la misma melodía al mismo tiempo, por ejemplo ), dos aparatos conectados en diferentes canales no podrán comunicarse. Cada PUERTO MIDI es capaz de enviar información a 16 canales MIDI como acabamos de contemplar, así pues si queremos disponer de más canales, tendremos que contar con sucesivos puertos adicionales. Los valores de la información MIDI van desde un valor mínimo de 0 hasta un valor máximo de 127.

Ejemplo práctico 1:

Supongamos que desde un mismo teclado MIDI queremos tocar 4 aparatos distintos de forma remota, dos de ellos reproducirán la misma melodía al estar sintonizados en el mismo canal y los otros dos reproducirán melodías diferentes:

Si en el teclado maestro seleccionamos en canal 1, tocaremos simultáneamente los sintes A y B, si seleccionamos el canal 2, tocaremos el sinte C y si seleccionamos el canal 3 tocaremos el sinte D.

Ejemplo práctico 2 :

En el caso de quisiéramos conectar un cuarto dispositivo, es recomendable no continuar haciéndolo en serie, ya que se producirán retrasos en la transferencia de datos debido al pequeño ancho de banda de los cables, así que deberemos contar con un dispositivo adicional denominado MIDI THRU BOX, que contará con un puerto IN y diversos puertos THRU que replicarán en paralelo la información recibida por el puerto IN, un ejemplo sería el Kenton Thru 5.

¿Cómo lo conectaríamos si quisiéramos añadir un aparato más al ejemplo anterior?, por ejemplo una caja de ritmos.

Si en el teclado maestro seleccionamos el canal 1, tocaremos simultáneamente los sintes A y B, si seleccionamos el canal 2, tocaremos el sinte C, si seleccionamos el canal 3 tocaremos el sinte D y si seleccionamos en el teclado maestro el canal 4 tocaremos la caja de ritmos.

Si nuestro teclado maestro contase con tan solo con un conector OUT nos quedaría espacio para controlar otros 12 canales MIDI más, si tuviera dos puertos OUT nos permitiría enviar información hasta en 32 canales simultáneamente.

Ejemplo práctico 3:

Otro ejemplo, supongamos que añadimos a la ecuación un módulo de sonido multitímbrico de 8 voces como el viejo Yamaha TX81z y lo denominaremos SINTE E.

Sintetizador digital FM multitímbrico yamaha TX81Z.

Cuando decimos multitímbrico significa que este sinte es capaz de recibir información por 8 canales MIDI diferentes al mismo tiempo, lo que a su vez quiere decir que podemos reproducir hasta 8 melodías diferentes con 8 sonidos diferentes con un mismo aparato. Así, deberemos seleccionar en el sinte un canal MIDI distinto para cada una de las 8 partes disponibles, que no coincidan con ninguno de los asignados anteriormente al resto de aparatos conectados al sistema, así la cadena quedaría de la siguiente manera:

Ejemplo práctico 4:

Otro ejemplo más complejo, supongamos que queremos añadir un secuenciador MIDI o un DAW a este sistema, con lo que seremos capaces no solo de tocar remotamente distintos aparatos, sino de programar melodías independientes para cada uno de los canales MIDI. Un secuenciador es básicamente un Grabador / Reproductor de datos MIDI, le introducimos datos a través del teclado maestro y la información grabada es enviada a través del puerto OUT a los diferentes sintes conectados a la cadena, así pues nuestro cuadro quedaría así con la inclusión del secuenciador / DAW:

Traduciendo: la secuencia programada en el canal 1 será reproducida por los sintes A y B, la secuencia programada en el canal 2 será reproducida por el sinte C, la programada en el canal 3 por el sinte D, el ritmo programado en el canal 4 lo reproducirá la caja de ritmos y las secuencias programadas en los canales 5 al 12 serán ejecutadas por el sinte E.

Ejemplo práctico 5:

Ahora un ejemplo diferente, en el que 16 canales MIDI se nos quedan cortos, ya que vamos a trabajar con cuatro sintetizadores distintos multitímbricos, capaces de recibir información en 16 canales simultáneos cada uno. Este sería un caso muy extremo, por ejemplo supongamos que queremos reproducir una orquesta completa de 16 x 4 instrumentos distintos, necesitaremos pues al menos 4 puertos MIDI independientes , uno para cada sinte, para llevar a cabo este cometido debemos contar con un dispositivo que reúna estas características como es el MOTU microlite:

Las conexiones serían del siguiente modo:

Ya véis que las conexiones son variables, lo realmente importante es tener claro para qué sirve cada conector y cómo debemos conectar los aparatos de acuerdo al uso que queramos hacer de ellos, errores frecuentes: conectar un IN a otro IN, no ocurrirá nada igualmente con un OUT a un OUT, puede parecer de perogrullo, pero para alguien no familiarizado con este sistema le puede parecer lógico conectar de este modo, si aquí pone IN pues le conecto un IN… puede ocurrir… Tampoco está de más recordar una vez más que el MIDI no suena solo envía datos.

Más operaciones MIDI:

Como hemos destacado al comienzo de este artículo, el MIDI es capaz de realizar muchas funciones, en los ejemplos anteriores hemos tocado o secuenciado diferentes aparatos en distintas configuraciones. Dependiendo de las capacidades del sinte, éste podrá recibir mucho más que información de nota, supongamos que en el ejemplo 4 del apartado anterior.

Ejemplo práctico 6:

Queremos programar la caja de ritmos con su propio secuenciador interno y no desde nuestro secuenciador principal, necesitaremos que dicha caja de ritmos se sincronice a nuestro sistema a través de MIDI CLOCK ( la señal clock se envía simultáneamente por todos los canales ), esta funcionalidad, normalmente hay que especificarla en el dispositivo que envía y en el que recibe, en algún menú ad hoc, así pues debemos decirle al secuenciador principal que envíe CLOCK y debemos decirle a la caja de ritmos que reciba CLOCK a su vez. Si no hacemos esto, no se comunicarán. Si hemos hecho bien este paso, cuando pulsemos PLAY en el secuenciador principal, la caja de ritmos arrancará en sincronía:

También podremos enviar desde nuestro secuenciador mensajes de cambio de programa independientes para cada canal MIDI, con lo que de manera remota nuestro sinte reproducirá la secuencia indicada con el sonido indicado, se pueden enviar hasta 127 programas distintos por canal, de tal manera que le podemos indicar al sistema que por el canal MIDI x sonará el sonido z y no otro. Podemos también enviar datos de velocidad de pulsación, rueda de pitch, rueda de modulación, aftertouch, etc… independientes en cada canal, para que algunas notas se reproduzcan con volumen diferente a otras o con mayor o menor cantidad de filtro o de panning… cada uno de los 127 controladores MIDI se puede rutear según el aparato a múltiples destinos de control.

Volcados de datos

Una más de las capacidades del protocolo MIDI es la posibilidad de enviar y recibir datos sysex de diferente tipo, siendo la principal utilidad el envío y recepción de bancos de sonidos. Supongamos que tienes un sintetizador Yamaha DX7, capaz de almacenar en su memoria interna hasta 32 sonidos diferentes, supongamos que ya tenemos esos 32 espacios completos y no disponemos de más memoria para guardar nuestro nuevo sonido que hemos hecho hoy… vía sysex podemos enviar nuestros sonidos a un dispositivo externo de almacenamiento vía MIDI o a otro DX7 ya sea en bloques o por sonidos individuales y volver a llenar nuestro sinte con otros diferentes haciendo el procedimiento inverso, esto nos permitirá almacenar infinidad de sonidos más allá de la capacidad interna del sinte. Para ello existen programas muy simples y efectivos como son C6 de Elektron o Sysex Librarian.

Sintetizador digital FM Yamaha DX7

Hasta aquí este pequeño paseo por el MIDI, importante saber que cada aparato es diferente al respecto, sobre todo dependiendo de la edad del mismo, si se trata de un sinte fabricado a partir de mediados de los años 90 del siglo pasado su implementación MIDI será bastante completa, de todas maneras, en las páginas finales de los manuales de cualquier dispositivo.

MIDI hay un apéndice en el que se aporta una tabla de implementación MIDI en la que se especifica que tipo de información recibe y cual no… es importante echar un vistazo a este apartado para comprobar hasta dónde puedes controlar tu máquina utilizando MIDI.

Como entretenimiento final, te retamos a que cuentes las veces que hemos escrito la palabra MIDI en este documento.

Esperamos que te haya sido de utilidad este artículo, si quieres aplicar a fondo lo aprendido con asesoramiento profesional no dudes en requerir nuestros servicios contactando con nosotros en nuestra web: www.thebassvalley.com.

Te esperamos.